miércoles, 26 de octubre de 2016

EL KARMA DE FELIPE VI

Los orientales definen el Karma algo así como las culpas que acumulamos en las vidas pasadas,Es una forma de explicar la arbitrariedad y la aleatoriedad de los sucesos que nos ocurren en esta vida,para mi la única.
Pero las religiones tienen que inventar algo para dar coherencia y resignación de lo que no se puede explicar,como el pedazo de Karma  con el que habrían venido al mundo esos dos angelitos al que un familiar de Brasil les trunco la vida en la infancia.
Esos pretendidos Karmas acumulados en vidas pasadas no son sino un trágala para creyentes.Pero si estoy de acuerdo en el Karma de la vida presente,recuerdo para ello aquello que mi abuelo materno cuando me decía....Paquito el cielo y el paraíso están aquí en la la tierra y añado....... ni con la mas potente computadora cuántica podrían registrarse para su compensacion en el cielo o en otras vidas los actos acaecidos en esta.
Por lo que ,no veo mas compensacion a las fechorias en esta vida que eliminar los aforamientos del REY hacia abajo... una ley severa para los asesinos violadores,bandidos etc...en fin LEY Y ORDEN,activando la ley de la II Republica de VAGOS Y MALEANTES,aunque los programas de basura televisiva quedaran desiertos a falta de presentadores,así mismo una ley sobre la REPRESIÓN DEL TERRORISMO Y EL BANDIDAJE...que .dejaría muchas listas electorales cooptadas sin la mayoría de sus miembros.


Pero Felipe y en eso si creo,esta pagando las deudas de la  tarjeta Black de su padre.. tratando de superar con dureza el Karma sucesorio que iba en el paquete....el precio del trono,al que accedió después de la penosa herencia de su padre....ESE ES SU KARMA.el KARMA  de la falta de escrúpulos y la decencia de un buen Rey,del mal ejemplo dado a la ciudadania,de la quiebra del estado de los rescates bancarios dolosos,de la emigracion en masa de lo mejor de la juventud española y finalmente la organizacion radical de la peor juventud española que se ha quedado dentro porque nadie fuera le daría un puesto de trabajo y que ahora tenemos que soportar.
Esa juventud indolente,sucia,mugrienta,escandalosa,soberbia ignorante que solo ha leído cuatro librillos del siglo XIX.
Después de la suprema corrupción y latrocinio de Alfonso XIII,vino lo que vino,espero que España aprenda de sus errores.


Conservate Bueno.