lunes, 9 de noviembre de 2015

LA RELIGION ES EL OPIO DEL PUEBLO ?

Karl Marx no acertó en la frase pero cuando la emitió,el entorno cultural era diferente al que es hoy.
Hoy hablar de Droga asimilandola a Religión es un disparate...la gente ve a la droga,sobre todo los opiáceos y otros alcaloides,como el mal SUPREMO.
Hoy los opiáceos sirven en Medicina,EXCLUSIVAMENTE como paliativos ante una muerte cierta,una vez que han fallado todos los recursos de los que la Ciencia Medica dispone.
Aceptados como paliativos en el Testamento Vital de muchos países y solo en los casos en que el SOBRE-ENCARNAMIENTO TERAPÉUTICO,del paciente,como dice la Iglesia Católica,contribuya únicamente a un mal morir,sin DIGNIDAD.
Fuera del uso medico aceptado,los Opiáceos son el mal absoluto...por eso la comparación de Marx,entre Opio y Religión,suenan a evidente escandalo.
Pero veamos lo en el contexto histórico de Karl Mark,...a mediados del siglo XIX, Sydenham popularizo la mezcla alcohólica de OPIO y VINO DE MALAGA.
El Laudano de Sydenham, era la droga milagrosa contra la Ansiedad, espasmos intestinales,Colon Irritable,insomnio asi como para tratamientos paliativos.
Medicina y Quimica cuyo impulsor fue Paracelso.
El Láudano posee un efecto de somnolencia,por lo que Mark asimila la Religión como una somnolencia,un bienestar,semejante a la eliminación del dolor y espero que no como el vicio y la dependencia destructiva que la Droga provoca en el Individuo,...por lo que creo no quiso ir tan lejos..
En cualquier caso mal o bien interpretada la frase,no nos impide reconocer a su autor como el instigador y causante de la mayores Ansiedades,los mayores espasmos intestinales,el mayor insomnio dolor y muerte en los últimos 150 anos.... provocado por sus secuaces.

Conservate Bueno.